Dopaje y powerlifting

En el anterior artículo hablamos de las hormonas, ese pequeño mensajero químico que dictamina las ordenanzas celulares. Su impacto en el rendimiento deportivo es crucial, pues es responsable de la remodelación de nuestro cuerpo para hacernos más eficientes, siempre y cuando promovamos un entorno favorable (alimentación, descanso, entrenamiento, etc.).

En aras de la superación más allá de las posibilidades del individuo, el hombre, o mejor dicho su afán por el dinero, ha tratado de potenciar ese entorno hormonal de manera exógena. Para ello se ha valido de sustancias confeccionadas en laboratorios, con diferentes grados de eficacia, que llegado cierto umbral se consideran prohibidas en competición.

Toca hablar por tanto de sustancias dopantes. Te enseñaré cuales son las más empleadas en el powerlifting, tanto a nivel internacional como nacional (en España), así como una descripción de los controles antidopaje y sobre su grado de validez. Será un artículo largo, pues tenemos que hablar de muchas cosas, pero estoy seguro de que el contenido hará que merezca tu tiempo. ¡Vamos a hincarle el diente al dopaje!

 

SUSTANCIAS QUE MEJORAN EL RENDIMIENTO

Los productos destinados a mejorar el rendimiento deportivo se conocen con el nombre de sustancias ergogénicas (etimológicamente del griego ergo-energía y génesis-creación). Dentro de ellas destacaremos dos grupos: fármacos y suplementos dietéticos.

La diferencia principal es que un fármaco cambia la estructura o funcionamiento del organismo, como por ejemplo estimulando una mayor liberación de hormonas, lo que en términos deportivos se traduce en una mejora notable de rendimiento. En cuanto a los suplementos dietéticos es un poco como un cajón desastre, donde se meten todas aquellas sustancias no consideradas fármacos y que no están incluidos dentro de la categoría de alimentos normales ni aditivos.

Por lo tanto, en el reino de los suplementos dietéticos caben muchos productos. Además, la legislación es bastante laxa al respecto y su comercialización está permitida siempre y cuando no su pongan un riesgo para la salud si se siguen las indicaciones del fabricante. La publicidad engañosa está al orden del día, muy pocos son los que verdaderamente pueden aportar algo; cafeína, creatina o aislado de proteína son algunos de los que se puede rascar algo (al respecto ya sabéis mi opinión). Es más, algunos suplementos pueden llegar a contener productos anabólicos que no están indicados en la etiqueta (fuente), pudiendo dar positivo en un control. ¿La finalidad de esto? Complicado de decir, pero posiblemente esté relacionado con vender más productos legales bajo el amparo de una mejora de rendimiento.

 

SUSTANCIAS PROHIBIDAS

En este grupo entrarán los fármacos y otras sustancias cuya finalidad es la de potenciar determinada cualidad deportiva de tal manera que suponga una ventaja notable sobre el estado previo del atleta. De igual modo se penalizan aquellas que traten de enmascarar o dificultar la detección de las anteriores.

Las ayudas para sobrellevar mejor el esfuerzo y aumentar determinadas capacidades físicas existen desde los albores de la humanidad: lidiar con enfermedades, ir a batalla, ritos religiosos y demás acontecimientos que requieren llevar el cuerpo un poco más allá de sus condiciones psíquicas y físicas.

La Segunda Guerra Mundial y el posterior periodo de la Guerra Fría, supuso una inyección de inversión en la investigación sobre fármacos que ayudaban a potenciar las habilidades del ser humano. El campo de batalla entre los dos grandes bloques, comunista y capitalista, cambió hacia méritos científicos tras el conflicto bélico, siendo el deporte una de esas pequeñas guerras silenciosas.

Todo esto lo que hizo fue acelerar el proceso, pues el deporte estaba cobrando importancia en seguimiento tras la restauración de los Juegos Olímpicos en la Era Moderna. Y con el creciente interés del pueblo también vino el comercial, es decir el dinero. Con él de por medio el dopaje era el pan de cada día. Así, afínales del siglo XX, se establecieron records olímpicos que pulverizaron anteriores marcas, los ciclistas soportaban etapas sobrehumanas y el fútbol americano era más espectacular que nunca. ¿Todo esto ha cambiado? En absoluto, quizá cambian las fuentes de ingresos, pero el ganar a toda costa sigue presente en todos los deportes de élite y en algunos recreacionales.

Los acontecimientos más relevantes en el panorama del dopaje en el deporte durante el siglo XIX, XX y XXI pueden resumirse en el siguiente cuadro:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - Historia del dopaje

Hecho este pequeño resumen histórico te estarás preguntando qué organización determina qué sustancia proporciona una ayuda ilegal y cuál no. Actualmente esta responsabilidad recae sobre la World Anti-Doping Agency (WADA). Nace el 10 de noviembre de 1999 en Laussane (Suíza) de la iniciativa del Comité Olímpico Internacional por crear un organismo independiente para evitar sucesos como el escándalo del Tour de Francia de 1998 relacionado con la EPO.

La WADA es la encargada de establecer el Código Mundial Antidopaje. En él se recogen las regulaciones antidopaje de todos los países y deportes, con la finalidad que sean las mismas. Este documento es revisado periódicamente, siendo el actual del 2015, pero ya se está trabajando en del 2021. La International Powerlifting Federation (IPF) se rige por este código, con sanciones de veto para competir y económicas.

Esta organización, WADA, saca un listado anual con las sustancias y métodos prohibidos que los deportistas no están autorizados a tomar o utilizar. Se hace distinción entre si están prohibidas solo en competición o también fuera de ella, es decir, vetados siempre. A su vez también existe un listado con sustancias prohibidas solo en determinados deportes. Para que te hagas una idea, en el 2015 la distribución de las sustancias en los positivos fue:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - Sustancias dopantes más consumidas

En el enlace anterior (o aquí también) tienes el listado detallado de todas estas sustancias. Para aliviar el artículo simplemente haremos un breve resumen sobre sus efectos:

Agentes anabolizantes:  estos compuestos químicos sintéticos se asemejan en estructura a la hormona testosterona. Dentro de este conjunto lo forman principalmente los esteroides anabolizantes androgénicos, divididos en dos categorías, exógenos (sustancia que, generalmente, el cuerpo no puede producir de forma natural) y endógenos (sustancia que el cuerpo puede producir de forma natural). Simplificaremos escribiendo EAA exógenos y EAA endógenos, respectivamente.

Su principal virtud es la potenciación de la síntesis proteica, junto a un bloqueo de la degradación de la misma. Se crea un entorno anabólico altamente positivo para el deportista. Unido a esto, debido a un incremento en el rendimiento elevado, el estado psicológico también se percibe una mayor sensación de seguridad. No obstante pueden aparecer trastornos como la hipomanía, entre otros.

A mayores nos podemos encontrar con problemas hepáticos (tumores o ictericia) o problemas en el sistema inmunitario (disminución de los anticuerpos). Anomalías cardiovasculares también son frecuentes. En hombres puede aparecer ginecomastia y en las mujeres virilización (mayor vello corporal, voz más grave o alteraciones importantes en el ciclo menstrual).

La testosterona junto con la nandrolona y el estanozolol son los anabolizantes más utilizados por los deportistas cazados. Debido a la importancia de los esteroides anabolizantes androgénicos (EAA) en el deporte (supusieron el 50% de positivos en el 2015) dedicaré el siguiente artículo a profundizar sobre ellos, sin tapujos.

Androstenediol, androstenediona, androsterona, etc. son ejemplos de EAA exógenos. Norandrostenediol, norandrostenediona, androstanolona, nandrolona, testosterona, etc. son ejemplos de EAA endógenos. También, dentro de los agentes anabolizantes, pero fuera de los derivados de la testosterona, tenemos el clenbuterol, entre otros.

Hormonas peptídicas, factores de crecimiento, sustancias afines y miméticos: dentro de este vasto grupo destacan la hormona de crecimiento y la eritropoyetina (EPO).

La hormona de crecimiento recombinante (es decir, la hormona sintética análoga a la natural) como anabólico que es fomenta la creación muscular y frena la degradación proteica. Propicia la quema de grasa y el ahorro del glucógeno. Debe tenerse cuidado con alguno de los efectos adversos como la acromegalia o la hipertrofia cardiaca.

En cuanto a consumo de la eritropoyetina recombinante lo que se busca es aumentar el transporte de oxígeno al músculo gracias a un aumento de los glóbulos rojos, con lo que se gana resistencia aeróbica. En contrapunto puede producir hiperviscosidad sanguínea, pudiendo derivar en hipertensión y cefaleas, entre otros muchos problemas.

Agonistas Beta-2: son estimulantes del sistema nervioso simpático.  Provocan un incremento en sangre de los niveles de glucosa, ácidos grasos libres, insulina y lactato, incrementando la disponibilidad de energía para el desarrollo muscular y una disminución del tejido graso. Sus efectos secundarios indeseados incluyen nerviosismo, aumento de la tensión arterial, palpitaciones y temblores.

Moduladores hormonales y metabólicos: influyen sobre los receptores celulares, inhibiéndolos o estimulándolos. Se emplean principalmente para bloquear el efecto de los estrógenos, como la ginecomastia en el consumo de EAA.

Diuréticos y agentes enmascaradores: tienen una doble función, diluir las sustancias dopantes o sus metabolitos por un incremento en el volumen de orina, así como una pérdida de peso rápida por pérdida de líquidos.

La sensación de fatiga, vértigos, calambres e incluso depresión son algunos de los efectos adversos de los diuréticos.

Manipulación de sangre y componentes sanguíneos: aumento de la capacidad aeróbica gracias un mayor número de glóbulos rojos por transfusión, bien del propio deportista o procedentes de otra persona. Especialmente útil en deportes de resistencia ya que la cantidad de oxígeno que llega a los músculos es mayor.

Al aumentar los hematocritos también lo hace la viscosidad e la sangre, con el consiguiente riesgo de trombo. Reacciones a la trasfusión como fiebre, dolores o infecciones son posibles consecuencias, especialmente si existe una mala manipulación de la sangre.

Manipulación química y física: se incluyen en esta categoría la manipulación de las muestras de sangre u orina de los deportistas, bien por medios físicos o químicos.

Dopaje genético: inserción de genes en determinados lugares del genoma para modificar su acción con el fin de mejorar las características deportivas.

Estimulantes: imitan a las hormonas adrenalina y noradrenalina, por lo que su influencia es sobre el sistema nervioso central. Reducen la sensación de fatiga, aumentan la presión sanguínea y la fuerza cardiaca. Se emplea también para la pérdida de peso gracias a un mayor consumo del metabolismo. Psicológicamente tiene un efecto de euforia, seguridad en uno mismo y agresividad.

Por su efecto son empleados en su mayor parte en el periodo de competición.

Diarreas, taquicardias, ansiedad, delirios, depresión y accidente cerebrovascular son solo algunos de sus efectos adversos.

Narcóticos: son analgésicos y potentes antiinflamatorios. Se tratan por lo tanto de sustancias que buscan mitigar el dolor. También contribuyen a la disminución de la ansiedad.

Cannabinoides: del cannabis esta sustancia provoca relajación, somnolencia y alteración de las funciones motoras complejas. En la mayor parte de deportes tiene un efecto negativo. Por esto mismo el porcentaje de positivos por esta sustancia se debe en muchos casos al uso recreacional que se hace de ella.

Glucocorticoides: relacionados con la disminución de la inflamación en los tejidos blandos y articulaciones.

Betabloqueantes: sustancias agonistas de los estimulantes, con lo que busca un estado sin ansiedad, estabilizando el funcionamiento motor. Especialmente útiles en determinados deportes que requieren precisión y exactitud como automovilismo, dardos, golf o tiro.

Cabe decir que algunas sustancias están sometidas una dosis máxima permitida, con lo que en determinados casos su prohibición está limitada solo a la cantidad.

Es un deber personal de cada deportista asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo. Son, por tanto, responsables de la presencia de cualquier sustancia prohibida, de sus metabolitos o de sus marcadores, que se detecten en sus muestras. La infracción existe incluso si se declara desconocedor del uso.

No obstante, la sanción económica o deportiva puede recaer sobre varias personas si se demuestra implicación en el dopaje. Así, cualquiera de los siguientes puntos acarrea una infracción de las normas antidopaje:

  • La presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores en la muestra de un deportista.
  • Uso o intento de uso por parte de un deportista de una sustancia prohibida o de un método prohibido.
  • Evitar, rechazar o incumplir la obligación de someterse a la recogida de muestras.
  • Incumplimiento de la localización/paradero del deportista.
  • Manipulación o intento de manipulación de cualquier parte del proceso de control de dopaje.
  • Posesión de una sustancia prohibida o un método prohibido.
  • Tráfico o intento de tráfico de cualquier sustancia prohibida o método prohibido.
  • Administración o intento de administración en competición a un deportista de una sustancia prohibida o método prohibido. También la administración o intento de administración a cualquier deportista fuera de competición de cualquier sustancia prohibida o cualquier método prohibido que esté prohibido fuera de competición.
  • Referido a cualquier tipo de colaboración, ayuda, incitación o encubrimiento con la intencionalidad de romper las normas antidopaje.
  • Asociación prohibida. El deportista no puede tener relación con entrenadores, médicos u otro personal de apoyo a los deportistas que hayan sido condenado penalmente o sometidos a medidas disciplinarias en relación al dopaje.

De este modo ya podemos dar una definición completa y actual sobre qué consiste el dopaje:

El dopaje se define como un acto en el que se infringen una o más de las reglas de dopaje.

Si quieres ampliar tus conocimientos sobre estos puntos puedes echarle un vistazo al Código Mundial Antidopaje en este enlace, o sí te surge alguna duda puedes consultar este documento con preguntas frecuentes. Las sustancias y métodos prohibidos en detalle los tienes aquí.

En el Boletín Oficial del Estado núm. 42, de 18 de febrero de 2017, se recogen las infracciones y sanciones por dopaje en el territorio español. El documento puedes consultarlo en este enlace. Las infracciones están divididas en graves y muy graves. Las primeras hacen referencia a la detección de una sustancia prohibida, de sus metabolitos o marcadores, siempre y cuando se demuestre que no se han usado con el objetivo de aumentar el rendimiento deportivo o enmascarar alguna sustancia. También se recoge el incumplimiento a la hora de facilitar la información. A mayores del castigo de suspensión de la actividad deportiva, la cuantía de la multa oscila entre 3.001 € y 40.000€.

Se consideran infracciones muy graves a las relacionadas con el tráfico de sustancias ilegales, alteraciones en los métodos de control, negación a realizar el mismo o positivo en el test con fines de incrementar el rendimiento deportivo. Las sanciones van desde los 3.001€ hasta los 100.000 €, amén de la sanción deportiva.

Si la falta recae sobre una federación, clubes o equipos las cuantías son todavía más elevadas, más si se involucran menores.

 

DOPAJE Y POWERLIFTING

Si vamos a nuestro campo, el powerlifting, la federación más importante a nivel mundial es la International Powerlifting Federation (IPF), que en términos de antidoping se rige por la WADA. Si nos fijamos en los informes de antidoping de la IPF (aquí o aquí), las sustancias más consumidas , mejor dicho, las más cazadas en los últimos 10 años son:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - Sustancias dopantes IPF

Aunque los estimulantes y los diuréticos tienen una presencia importante, los esteroides anabolizantes androgénicos son, con diferencia, la sustancia preferida por los tramposos. Dentro de esta categoría tenemos dos subgrupos, los anabolizantes androgénicos exógenos (EAA Exógenos) y los anabolizantes androgénicos endógenos administrados exógenamente (EAA Endógenos). Para cada una de ellas tenemos, ya más concretamente, las siguientes sustancias:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - EAA Exógenos IPF

En España solo hay una asociación de powerlifting que realiza test antidoping, la Asociación Española de Powerlifting (AEP). Trabaja en estrecha colaboración con la IPF y en términos de controles de sustancias ilegales se rige por el Código Mundial Antidopaje al igual que esta. La AEP se encarga de gestionar los test en campeonatos nacionales, relegando este papel a la IPF cuando se trata de una competición internacional en territorio español. En el caso particular de las competiciones nacionales desde el 2009 hasta el 2017 se han realizado un total de 110 controles, de los cuales han dado positivo 16 personas (un 14,5%).

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - Sustancias dopantes AEP

La muestra es muy pequeña para ser representativa, pero la tendencia indica una inclinación hacia los EAA Exógenos, al igual que en los positivos de la IPF:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - EAA Exógenos AEP

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - EAA Edógenos AEP

 

EL CONTROL ANTIDOPAJE

Hasta ahora hemos hecho un repaso histórico al dopaje, establecido cuales son actualmente las sustancias y métodos prohibidos, un breve resumen sobre las mismas y las infracciones de las normas antidopaje.

Toca pararse en el método de detección de la sustancia, metabolitos o marcadores: el control antidopaje.

En nuestro país, la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) se encarga de las políticas estatales de protección de la salud y la lucha contra el dopaje en el deporte.

Para ello el deportista debe estar localizado cumpliendo una serie de requisitos de la AEPSAD o la federación internacional correspondiente. Entre las peticiones se pide indicar 1h al día con disponibilidad para pasar un control (incluye hora y día). Esta hora no puede iniciarse después de las 23:00 o antes de las 6:00 (salvo consentimiento del deportista o sospecha grave de dopaje).

Para facilitar las cosas existe una plataforma llamada ADAMS (AntiDoping Administration Management System), disponible en la propia página de la WADA. ADAMS es un entono web donde los deportistas pueden informar sobre su localización, solicitar autorización de uso terapéutico o conocer sus resultados del control antidopaje. También está disponible vía aplicación móvil.

Los análisis se hacen sobre una muestra de orina y/o sangre. Por temas económicos no se buscan todas las sustancias prohibidas, sino solo aquellas a mejoran el rendimiento en la disciplina deportiva del analizado. De igual modo hay sustancias que se pueden detectar con mayor facilidad en un procedimiento u otro, por ejemplo, para detectar la EPO (produce un aumento de los glóbulos rojos) se emplea principalmente el análisis de sangre. Dado el elevado coste de los análisis (pueden alcanzar los 1000 €), la toma de muestras se realiza en momentos concretos de la temporada y generalmente sobre atletas que presentan un mayor desempeño.

El análisis de orina basa su eficacia en el hecho de que todas las sustancias se eliminan por vía renal, ya sea el producto en su forma original o sus metabolitos. Para evitar alteraciones de la muestra de orina la densidad y el PH deben estar dentro de unos rangos considerados adecuados, sino es así será necesario recoger otra muestra.

Siempre se sigue un mismo protocolo de 11 pasos para la recolección de la muestra de orina:

El Templo de la Fuerza - Dopaje y powerlifting - Test de orina

 

  1. Selección de deportistas, pudiendo ser seleccionados en cualquier momento o lugar. En España cualquier organización Antidopaje con autoridad sobre el deportista puede solicitar el control.
  2. Notificación. El Oficial de Control de Dopaje (OCD) o acompañante, tras mostrar la acreditación, informará sobre la selección, así como los derechos y deberes. Tras verificar la identidad del deportista, se le solicitará firmar un formulario confirmando que el deportista entiende lo anterior.
  3. Acudir a la Estación de Control de Dopaje. El deportista se presentará en la estación de control de dopaje lo antes posible.
  4. Equipo de toma de muestras. El atleta tiene la opción de elegir un equipo de toma de muestra precintado por separado y debe cerciorarse de que todo esté debidamente precintado. Se le solicitará, para evitar la contaminación de la muestra, que se lave las manos o que emplee guantes.
  5. La muestra. Se pedirá una muestra en presencia de un ODC o acompañante. El deportista se desvestirá de rodillas hasta abdomen y desde manos hasta los codos para proporcionar una visión sin obstrucciones del pasaje de la muestra. Un OCD o un acompañante del mismo sexo observará la salida de la orina de su cuerpo.
  6. Volumen de orina. Se requiere un mínimo de 90ml para todas las muestras.
  7. División de la muestra. La muestra se dividirá en un recipiente A (60ml) y un recipiente B (30ml), llamados frascos Berlinger, ambos con el mismo código. El proceso será realizado por el atleta y deberá ponerse unos guantes. El conjunto nuevamente será elegido por el deportista entre los ofrecidos, verificando la integridad de los mismos. La muestra A será analizada en un laboratorio certificado y la otra es almacenada por si fuera necesario hacer un análisis posterior.
  8. Precintado de las muestras. El deportista deberá sellar los recipientes A y B según las instrucciones del OCD. Antes de guardarlos se les da la vuelta para comprobar que están correctamente sellados. Una vez cerrados no se pueden abrir de manera manual (como veremos más adelante los rusos se las ingeniaron para quebrantarlos), solo con una máquina de laboratorio que rompe la tapa. Se introducen en una bolsa sellada y son devueltas a la caja original que posee un número de identificación.
  9. Medición de la densidad relativa. El OCD medirá la densidad relativa sobre un sobrante de la muestra para asegurarse de que no esté demasiado diluida para ser analizada.
  10. Cumplimentación del Formulario de control de dopaje. El deportista tiene derecho a anotar comentarios e inquietudes sobre cómo se ha realizado la sesión de control de dopaje, así como si ha estado tomando algún tipo de medicamento, o suplementos durante los últimos 7 días u otro tipo de sustancias durante el último mes. Deberá confirmar que toda la información es correcta, incluido el código de identificación de la muestra. Recibirá una copia del formulario de control de dopaje.
  11. El proceso de laboratorio. Todas las muestras se enviarán a laboratorios acreditados por la WADA, sin que la identidad del analizado sea revelada.

 

Para la toma de sangre deben estar presentes dos personas habilitadas por el organismo competente, siendo al menos una de ellas un médico u otro sanitario. La extracción se realiza en dos tubos, habiendo estado previamente el deportista 10 min. en reposo. Al igual que antes el tubo A es para el análisis inmediato y el B para posibles futuras consultas. Nombraré solo las diferencias con respecto al de orina:

  • Si el deportista ha estado haciendo algún tipo de actividad se le pedirá que descanse durante un tiempo de al menos 10 min. hasta que el cuerpo entre en reposo. Es más, si ha estado entrenando el periodo debe de ser de al menos 2h.
  • La extracción de sangre debe llevarse a acabo por una persona cualificada, como un médico o un enfermero.
  • Antes de la toma se le pregunta si está bajo medicación o si tiene algún problema de salud referido con la sangre o la extracción de la misma. Es decir, si existe algún inconveniente médico que impida la recolección.
  • Debe informarse si se le han realizado transfusiones durante los últimos 6 meses o si se ha estado entrenando en altura o condiciones que la simulen. El informe debe ir firmado por el afectado, la persona responsable del control y del sanitario que lo ha realizado.

 

Según los informes de la WADA, aproximadamente el 90% de los controles son de orina, y sólo el 10% de sangre, aunque la tendencia ir aumentando el número y porcentaje de los últimos. Esa diferencia se debe posiblemente a los costes económicos y de tiempo elevados que tienen los de sangre. No obstante, puede llegar el caso de que ambos controles se realicen en una misma sesión. Para que tengas dos ejemplos de un control dual te dejo este vídeo o este otro, ambos en inglés. Aquí un vídeo resumen del procedimiento en español:

Cuando la muestra A llega al laboratorio es abierta y analizada, mientras que la B es guarda por si se da positivo en la primera se pueda comprobar con esta. Los resultados serán notificados a la federación a la que pertenezca el deportista, y una copia será mandad a WADA para asegurar la integridad del proceso. Si quieres entender un poco más el sistema de análisis te dejo este vídeo.

En caso de positivo el deportista tiene derecho a solicitar un análisis de muestra B dentro de un rango temporal fijado. Tiene derecho a una audiencia justa y a apelar cualquier decisión relacionada con un control positivo o una sanción que se le haya impuesto por una violación de las normas antidopaje.

De un tiempo a esta parte también se toman muestras de sangre para el denominado pasaporte biológico, un método indirecto de control. La finalidad de este sistema es visualizar la variación de biomarcadores de dopaje a lo largo del tiempo. Como los valores endocrinos, hematológicos, etc. de cada uno de nosotros se mantienen dentro de unos rangos de estabilidad, si se consume alguna sustancia durante un periodo determinado existirá una desestabilización detectable. Dicha alteración puede registrarse durante un periodo amplio de tiempo (semanas), frente a la inmediatez que requieren los métodos directos de sangre y orina. Por lo tanto, el pasaporte biológico no busca detectar directamente la sustancia, sino las alteraciones que nos hacen salir de nuestros rangos normales.

Será necesario por tanto establecer un registro que permita limitar los intervalos de normalidad del deportista, y para ello es necesario tomar varias muestras de sangre. Es una práctica relativamente reciente y cada vez va tomando más protagonismo.

 

¿SON EFICACES LOS CONTROLES ANTIDOPING?

Esta es una pregunta trampa, pues la respuesta no es directa. Los tradicionales de orina y sangre solo detectan un posible consumo de sustancias dopantes en fechas cercanas al control. Algunas sustancias dopantes se hacen indetectables pasadas tan solo unas pocas horas.

El pasaporte biológico tiene sentido desde el momento en el que se ha podido recrear el modelo de parámetros normales del deportista. Con este sistema el intervalo de detección es mucho más amplio, de semanas, como dijimos unas líneas más arriba.

Los controles sorpresa sirven para dejar menos huecos, así el deportista no tiene escapatoria si está en pleno tratamiento farmacológico.

Esto es la teoría, pero la realidad es bien diferente en el deporte de élite. El dinero todo lo puede.

A Lance Armstrong le hicieron más de 500 pruebas antidopaje durante toda su carrera, tanto en competición como fuera de ella y siempre salió negativo, cuando iba hasta arriba de EPO y testosterona. De hecho, al ciclista solo lo pillaron por declaraciones de testigos en una investigación federal. ¿Esto qué significa? Pues que existen maneras de librarse.

Quizá te suena el reciente escándalo del dopaje ruso, que tras una investigación por parte de la WADA derivó en la expulsión de prácticamente el 25% de los deportistas que iban a acudir a las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016. Resulta que Rusia lleva haciendo trampas desde 1968, que su plan antidopaje es solo de cara a la galería. Destrucción de muestras en los laboratorios, encubrimientos, pagos para ocultar pruebas de dopaje entre otras cosas. Es decir, los atletas rusos fueron acusados de dopaje con el apoyo del Estado y con el consentimiento de la RUSADA (afiliada a la WADA en Rusia).

La artimaña más reciente de los exsoviéticos durante las olimpiadas consistía en intercambiar los frascos de orina de los atletas recolectados ese mismo día por otros con orina limpia. Todo esto con el FBS (el nuevo KGB) y el mismísimo Putin de por medio. Suena a americanada pero fue así. Los pillos de los rusos se las ingeniaron para robar los botes, abrirlos (se pensaba que era un sistema inexpugnable) y pegar el cambiazo. Ya no solo existía el habitual dopaje fuera de competición, sino también dentro de ella.

Os dejo con las palabras de propio fundador del Laboratorio Olímpico de UCLA, Don Catlin, recogidas en el documental Icarus (2017), del que extraje parte de la información de este artículo:

Entrevistador (E): ¿Cree que todos los atletas de élite se dopan?

Don Catlin (DC): Todos. Cada uno de ellos.

E: ¿Con el conocimiento adecuado se puede pasar la prueba todo el tiempo sin que te pillen?

DC: Es muy fácil de evadir. Muy fácil.

E: ¿La WADA tiene hoy la capacidad de atrapar a tramposos?

DC: No.

¿Qué os parece? Interesante, ¿verdad?

 

CIERRE Y OPINIÓN

¿Solo Rusia hace trampas? Ni de broma. A ver si ahora al resto de países no les gusta el dinero. Quizá los americanos sean una raza superior que incluso son capaces de ganar en muchas competiciones a los rusos, yendo estos hasta las cejas…

El que no haya pruebas no significa que no exista el delito. Tampoco se puede culpabilizar sin ellas, pero en este caso la lógica resulta aplastante. En una competición donde compiten los más talentosos del mundo, si uno va puesto el resto también ha de ir si quiere tener una mínima posibilidad de victoria.

En ocasiones se coge algún cabeza de turco, para tratar de dar una falsa imagen de control. A la gente le encanta el espectáculo y los nuevos records, pero trata con desdén a los tramposos. Hay mucho dinero en juego y todo debe seguir pareciendo limpio. Las empresas de suplementos, ropa deportiva, federaciones deportivas, televisiones, periódicos, revistas y hasta los más recientes youtubers, todos ellos y muchos más, quieren su parte del pastel. Y si el pastel huele a podrido nadie lo compra.

A día de hoy en el deporte de élite todos van dopados, o al menos lo hacen durante un periodo de tiempo prudencial. A eso hay que unir todo el dinero que hay en juego, lo que propicia que en ocasiones se reciban ayudas de entidades superiores. Estos deportistas si se declaran consumidores de sustancias prohibidas lo pierden todo. Hay que aprender a aceptar esto como una realidad.

En el terreno no profesional obviamente también existe dopaje, con la salvedad que ni siquiera hay que pasar por los controles. En estos casos es más discutible si el beneficio que estas sustancias ofrecen se usa con algún tipo de provecho que de otra manera no se daría o se daría en menor grado. Por ejemplo, montar un negocio y que este resulte próspero si se ofrece una determinada imagen de éxito facilitada por estas sustancias aprovechando el desconocimiento de los clientes.

Estamos dentro de un juego donde el dopaje está mal visto pero que indirectamente es necesario para el deleite del público, en muchas ocasiones a expensas de la salud del atleta. El deporte no nació para esto, pero es al punto al que lo hemos llevado, nos guste o no.

En el próximo artículo nos acercaremos todavía más a los esteroides anabolizantes androgénicos (EAA). Trataré de poner toda la información que esté en mi mano para hablar sobre un tema tan controvertido.

 


Referencias:

Atienza E., López F.J., Pérez J.L., 2014. El dopaje y el antidopaje en perspectiva histórica. Materiales para la Historia del Deporte, 12, 2014.

Beristain R., 2009, Tesis Doctoral. Dopaje Deportivo. Regulación Internacional y Derecho comparado. Universidad Nacional Autónoma de México.

Casajús, J. A., 2005. Dopaje, salud y deporte. Información Terapéutica del Sistema Nacional de Salud Vol. 29–Nº 1-2005.

Doping-Prevention. Agonistas hormonales y moduladores. Recuperado de http://www.doping-prevention.com/es/sustancias-y-metodos/antagonistas-hormonales-y-moduladores/antagonistas-hormonales-y-moduladores.html

Doping-Prevention. Betabloqueantes. Recuperado de http://www.doping-prevention.com/es/sustancias-y-metodos/betabloqueantes/betabloqueantes.html

Doping-Prevention. Narcóticos. Recuperado de http://www.doping-prevention.com/es/sustancias-y-metodos/narcoticos/narcoticos.html

García J., 2016, Trabajo fin de Grado de Enfermería. Las ayudas ergogénicas y el dopaje en la enfermería. Escuela de Enfermería, Universidad de Cantabria.

Hernández Fernández, S., Fernández Salim, M. y Ortiz González, I., 2017. Efectos secundarios derivados del consumo de esteroides anabólicos en el deportista. Rev.Ib.CC. Act. Fís. Dep. 2017; 6(1): 26-45.

Íñigo I., ago. 2001. Las ayudas ergogénicas en el deporte. Recuperado de https://g-se.com/las-ayudas-ergogenicas-en-el-deporte-87-sa-f57cfb2710008f

Marchante D., feb. 2017. La realidad sobre el dopaje. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=89eJRgcMwJ8

Montero J. A., Barbod S., 1999. El problema del dopaje desde la sociología del deporte. Un marco teórico de análisis. Educación Física y deportes (64)(154·62).

Nuckols G., abr. 2013. Steroids. Recuperado de http://gregnuckols.com/2013/04/10/steroids/

Robina A., 2011, Tesis Doctoral. El dopaje en el deporte. Génesis y Actualidad. La ley frente al dopaje. Universidad Rey Juan Carlos.

Rodríguez-Pérez Mª., Aciel P., Díaz-Rodríguez A., abr. 2015. Una mirada histórica al fenómeno del doping. PODIUM, Vol.10 No.29.

Thomas R. Baechle, Roger W. Earle (2007), 2ª. edición. Principios del Entrenamiento de la Fuerza y del Acondicionamiento Físico. Madrid: Ed Médica Panamericana.


Imagen de portada: flickr – Jasper M

Difunde más allá del Templo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Suscripción

Introduce tu dirección de correo para estar al tanto de lo que pasa en el Templo del la Fuerza
Tu dirección de correo únicamente se empleará para enviarte información sobre las novedades de El Templo de la Fuerza, gestión de suscripciones y moderación de comentarios.
Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu consentimiento para que tus datos sean tratados de la forma descrita.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *