Filosofía de entrenamiento

En este apartado enumeraré una serie de principios que resumen los artículos publicados hasta la fecha, que en su conjunto constituyen la filosofía de El templo de la Fuerza.

De cada artículo extraigo una serie de puntos clave, que puedes explorar en mayor profundidad pinchando en el enlace. Si en algún momento te perdiste alguno de los artículos o simplemente eres nuevo, te recomiendo que le eches un pequeño vistazo a las siguientes pautas:

El Templo de la Fuerza – Puntos clave


La fuerza depende en gran medida de factores estructurales (inserciones de tendones, tamaño muscular, proporciones corporales…) y neuronales (coordinación intermuscular/intramuscular y reclutamiento/frecuencia). (Leer más).


Es muy probable que el objetivo de la fatiga sea el de proteger la integridad celular de las alteraciones producidas por el ejercicio intenso. (Leer más). La fatiga se puede estimar a través de la pérdida de velocidad en la serie. (Leer más).


No es necesario llegar al fallo para obtener buenos resultados de fuerza, es más, yo no lo recomiendo. (Leer más).


En el press banca, no recomiendo realizar rebote en el pecho, ya que desvirtuamos el movimiento y el peso real movido. Realizar una pequeña parada o bajar la barra de manera controlada son mejor opción. (Leer más).


Conocida una carga y la velocidad a la que se desplaza puedes conocer cuál sería tu repetición máxima (1RM). (Leer más).


Se pueden maximizar las ganancias de fuerza y de potencia de manera simultánea conocida la velocidad y la carga adecuadas. Puedes conocer las tuyas descargando un archivo de excel que te facilito. (Leer más).


El punto de estancamiento (o sticking point) es esa región en un desplazamiento dinámico de una carga donde la velocidad se ve mermada. Cada tipo de levantamiento tiene una región conflictiva intrínseca al mismo, por lo que poco se puede hacer para eliminarla. Lo que sí es posible es evitar estancarnos en otros puntos del movimiento mediante un trabajo específico. (Leer más).


En términos generales, para nutrirnos adecuadamente, debemos priorizar alimentos naturales con mayor compatibilidad con nuestro sistema digestivo. (Leer más).


Tu genética tendrá un gran peso en tu habilidades y cómo estas se desarrollan ante un determinado estímulo. Debes indagar y encontrar el entrenamiento que mejor se adapte a tus objetivos y a tus capacidades. (Leer más).


El volumen de entrenamiento está directamente relacionado con la hipertrofia y por ende, con la fuerza. Para un trabajo completo sobre todas tus fibras debes estimularlas mediante una amplia variedad de repeticiones. (Leer más).


La fuerza depende de infinidad de variables. Una de ellas es cómo esta discurre desde que nace en el músculo hasta que se manifiesta en el gesto deportivo, lo que llamo la estructura de la fuerza. (Leer más).


Personalmente, no estoy a favor del uso habitual de los suplementos. La gente tiende a utilizarlos con demasiada asiduidad, dedicando pocos recursos a la comida de verdad. (Leer más).


El Método Bilbo es un sistema de entrenamiento basado en la realización de una única serie comprendida entre 15-50 repeticiones. Estas han de ser explosivas, y por lo general, lejos del fallo neuromuscular. Su principal baluarte es la práctica ausencia de lesiones. (Leer más).